viernes, 4 de agosto de 2017

¡ Puf ! esto del coaching

El otro día, un cliente se puso en contacto a través de nuestro blog, y planteó una serie de cuestiones que fueron de gran interés para mí.

Esto del coaching, debe ser complicado. ¿ Saben distinguir entre coach y psicólogo?". 
"¿ No te da la sensación de que es una moda, de que todo suena a ser coach, hacer coaching, entrenamiento, crecimiento, etc. ?".

José Luis, que así se llama el cliente, y que no tiene ningún inconveniente en que demos ese dato; se plantea cuestiones que pueden ser dudas muy generalizadas, por lo que, me pareció una buena idea compartir una serie de reflexiones. Reflexiones totalmente personales, he de aclarar.

En primer lugar, ya hemos comentado anteriormente en alguna entrada de nuestro blog, el coach se centra en el presente y a partir de él, se deben fijar unas metas que si se lleva a cabo un buen trabajo, se podrán alcanzar. ( Eso sí, ningún coach te puede garantizar al 100% el éxito).

En psicología se trabaja especialmente el pasado, se buscan causas sobre lo que ocurre en el presente.

El coach no trabaja pasados, ni traumas. Su punto de partida es el ahora.

Otro aspecto importante a destacar, a mi juicio, es que el cliente en un proceso de coaching se presume motivado, busca algo viéndose protagonista activo. Cree que es su momento e intenta emplear “esta herramienta “para lograr el éxito.( Otra cosa distinta es que su meta sea real y alcanzable ).

En cambio, cuando uno acude al psicólogo, esa motivación no suele estar presente. El paciente, a diferencia del término cliente en coaching, llega normalmente de forma pasiva. “Quiero que me resuelvas mis problemas, no soy feliz…Cambiamé “.

En coaching hay unos objetivos claramente definidos, se elabora un plan de actuación temporalmente definido y se desarrolla. Durante la ejecución se va valorando si se cumplen los objetivos intermedios que nos llevan a la meta final. No sólo se mide el resultado. El coaching por tanto, es concreto en cuanto a su finalización.

También es un proceso de coordinación, cooperación y trabajo en equipo.

Esto influye de manera muy positiva en el refuerzo de la motivación del cliente.

Si has llegado hasta aquí leyendo. Muchas gracias.
Voy a incluir un poco de humor gráfico para que puedas descansar un poco y prosigas, si sigue siendo de tu interés la lectura.


Asertividad


En cuanto a la moda del coaching, segunda cuestión planteada; yo lo comparo con la cuenta contable 555, si no recuerdo mal, “partidas pendientes de aplicación”.
Lo que no se sabe clasificar va al coaching.

Esto puede suponer, en mi opinión, cierta desconfianza en las personas. ¿Cómo metemos en un mismo saco, coaching ejecutivo, de liderazgo, deportivo, nutricional, etc, ; y armonización de chakras, reiki, sanación Zen, métodos holísticos, etc ?.

Tal vez éstas últimas sean herramientas para alcanzar objetivos “más místicos y espirituales”. Y cierto es que probablemente de manera generalizada si preguntas sobre estas técnicas, las asocien a magia, espíritus y cosas similares.

Puede ser al menos “chocante“ ver hablar a Rafael Nadal sobre la importancia del coaching deportivo en su carrera profesional y al mismo tiempo pensar en gente trabajando chakras o acostadas en una camilla tratando desarmonías. (Parece que en el primer caso, uno es más protagonista, debe esforzare más. Mientras que en los otros, el cliente sigue siendo, a priori, más bien pasivo). 

¿Lo mismo eso determina su creciente demanda ?.

“Haz que me sienta bien, pero no me pidas a mi mucho que no estoy para sobreesfuerzos “.

Tal vez, somos mayoría los que tenemos que resolver problemas digamos, “más terrenales “.

Si nos fijamos, por ejemplo en la pirámide de necesidades de Maslow, no son las de autorrealización las necesidades que uno pretende satisfacer de primeras, al menos, sin que se alcancen primero otras como las relativas a la fisiología, seguridad, afiliación….

¿Estamos intentando tapar la no satisfacción de determinadas necesidades, buscando esas herramientas, digamos, “ más abstractas “ ?.
   

Yo me conformo con que dentro de “esas partidas pendientes de aplicación”, no se incluyan algún día las técnicas de la bruja Lola.

 Con sus prácticas basadas en conocimientos ancestrales,  que contribuyen a la mejora de la salud y desarrollo personal y profesional.

( Aunque esto podría venir muy bien a los fabricantes de velas, negras ).