viernes, 29 de septiembre de 2017

El error.


Está claro que todos nos equivocamos en la vida.

Si bien , es importante saber gestionar adecuadamente estas situaciones, pues el error es el principal detonante de crítica destructiva. 

Parece como si algunas personas, ante el más mínimo error, se cebaran a gusto con sus críticas y culpas, derivando todo ello en un "sentirse" desmesuradamente mal.

Las personas pueden cometer un mismo error, pero lo importante es la valoración que se haga respecto a éste.

Una persona con alta autoestima justificará su error con una explicación que está centrada en un momento y una conducta concreta.
" Esto ocurrió porque estaba en este momento distraído, pero si hubiera prestado atención, otro gallo hubiera cantado. No soy un despistado o desastre". 

Las personas con baja autoestima justifican con apreciaciones sobre su personalidad. " Soy un desastre, no valgo para nada, soy tonto...".

Uno por tanto, debería hacerse responsable de los errores, nunca culpable. No tiene sentido reprocharnos un error.

Es importante saber por qué cometimos tal error.

Deberíamos hablarnos y escucharnos con empatía. Porque la empatía es muy beneficiosa para nosotros en estos casos, y supone un gran entrenamiento a la hora de aplicarla con los demás. 



Suscríbete al blog.



¿ Y CÓMO CONSEGUIMOS REFORZAR NUESTRA AUTOESTIMA ?.

LOGRARLO REQUIERE DE UN ESFUERZO, DE TRABAJO Y LO QUE EN OTRAS OCASIONES HEMOS MENCIONADO: DE COMPROMISO.

RECUERDA: NO HAY SOLUCIONES MILAGROSAS.